El tango en las venas – Entrevista a Eliana Sosa del grupo «La Misteriosa Buenos Aires»

El 10 de octubre 2018, algunos miembros de Encuentro de Dos Mundos, tuvimos el placer de asistir al concierto de tango de «La Misteriosa Buenos Aires» en la Salle du Levant en Ferney Voltaire.

En tre notas de bandoneón y melodías porteñas nos dejamos cautivar por la dulce voz de Eliana, con ese «tango que»,  como decía Cadíc​a​mo, «viene de lejos a acariciar mis oídos como un recuerdo querido con melancólicos dejos». 

Quisimos aprovechar la oportunidad para compartir con nuestros amigos este acercamiento al tango a través de la cantante de la banda. ! Gracias Eliana por esa magia y ese amor al tango que transmites!  ​Aquí os dejamos con sus palabras.          

P Eliana,  ¿Desde cuándo estás con la Misteriosa?

R Desde el 2012. 

P ¿Cómo llegaste al mundo de la canción del tango?

R Creo que fue porque, cómo decirlo, lo tenía porque mis papás escuchaban tango pero no sabía que lo tenía y un día una compañera de trabajo me escuchó cantar tango cuando tenía 20 años y a partir de eso me presentó a un bandoneonista y ya nunca más dejé el tango.

P ¿Has probado otros estilos musicales?

R Sí, he probado el rock, como muchos de nuestra generación, por ahí el tango no estaba de moda por así decirlo y también el folclore, pero fue el tango el que me enamoró.

P ¿Y cuál es la situación del tango en Argentina y en el mundo? ¿Cómo la ves tú? porque hay una gran expansión del tango, es un fenómeno de moda, que dura…

R Yo creo que para los argentinos es una necesidad y para los que lo saben abrazar ya es una pasión. Nosotros como argentinos tenemos la necesidad de contar nuestra historia a través del tango o de contar nuestros sentimientos, cómo somos y los sentimientos de las personas están en todos lados del mundo y yo creo que por eso llega el tango, por el abrazo y por el sentimiento también.

P ¿Un artista tanguero puede vivir hoy de su profesión?

R En Argentina hay que hacer malabarismos, pero bueno hay que pelear por hacerlo, no es fácil pero se puede.

P Tú me contabas que tenías también otras facetas, que dabas clase.

R Sí, la docencia es una cosa que me gusta, por eso puedo decir que eso me ayuda a mantenerme en lo que es el tango. En estos últimos tiempos me dediqué a los cantantes que quieren cantar tango y eso abre otras puertas, aunque te cierra algunas. Para mí es fundamental, me hace sentir bien ver que hay un montón de gente que quiere aprender con el tango, no solo a bailar sino a cantar y eso es maravilloso.

P Tengo amigos en Argentina cuyos hijos en la escuela aprendían a bailar tango …

R Yo soy de Florencio Varela a 30 km de Buenos Aires, allí hacemos un taller, una especie de milonga en los jardines de infantes que son los de nivel inicial destinados a los niñitos de 4 y 5 años y es hermoso lo que pasa con el tango, es muy lindo.

P Quería que me hablaras de un lugar donde hayas actuado que recuerdes de una manera especial y por qué.

R Me ha llamado la atención mucho en Polonia, en pueblos muy pequeños, donde la gente bailaba tango, donde buscaban nuestros discos y pedían autógrafos. A mí me parece increíble llegar a esos lugares. Cualquier lado del mundo suena diferente porque ver a la gente que se abraza con el tango es algo que pasa, que no se puede comprender pero cuando uno entiende que el tango no es solamente una danza sino un sentimiento desde ese lugar lo puedo entender. El hecho de que puedas abrazarte con otra persona sin conocerte hace que sea una danza muy particular y después en sí la música, que es rica en lo instrumental, en lo poético, en lo musical y fundamentalmente en lo rítmico.

P El hecho de que la gente no entienda las letras del tango no parece ser un obstáculo.

R  No, para nada. Lo que tiene el tango es el encuentro con el otro. Tiene un abrazo que pocas danzas tienen, entregarte al otro confiando en el otro. Percibir la música desde ese abrazo es lindo.

P ¿Existen mujeres compositoras de tango?

R  Claro que existen, Marta Pizzo, Marisa Vázquez, y está muy bien lo que hacen.

P Porque el mundo del tango en sus orígenes era un mundo muy masculino, e incluso ahora…

R Sí, pero hubo una época en la que las cancionistas fueron protagonistas: Libertad Lamarque, Mercedes Simone, Tita Merello, han sido cantantes que nos han dejado tanto y han hecho un camino que fue difícil en ese momento, es difícil ahora así que me imagino que en su época fue mucho más difícil.

P ¿Se podrían calificar a algunas letras de tango de machistas?

R Eh sí, de hecho, desde el año pasado hay un movimiento feminista de tango que busca en algún punto poder enaltecer a la mujer en el tango. Ha habido grandes pioneras del tango y letristas como Eladia Blázquez a las que les costó muchísimo establecerse en un mundo en el que las letras eran principalmente de hombres. Pero cada vez hay más mujeres. El movimiento feminista de tango tiene que ver también con que la mujer pueda elegir sacar a bailar, cosa que está como mal vista.

P ¿Hasta hoy en código clásico del tango eso no se hace?

R Bueno, en Buenos Aires ya hay algunas milonga en las que no está mal visto.

P ¿Qué le dirías a alguien que quiere acercarse al mundo del tango?

R En principio un viaje de ida. Uno abraza el tango y a medida que abraza el tango, empieza a abrazar quizás hasta la emoción, la oscuridad de uno, pero también hasta el sentimiento, desde la pasión, la nostalgia y creo que el tango te permite ser quién sos por lo menos desde el momento en que lo estás cantando, no importa lo que pase después. Hay por ejemplo tangos como Nada más, que no se lo cantaría a un hombre pero sin embargo cuando lo canto siento esa pasión, esas ganas de que no me abandonen. Como mujer hoy eso yo lo vería desde lado más racional no pasional, pero el tango te permite ser pasional, ser sentimental, ser nostálgico, eso es lo lindo del tango que te lleva a esos lugares del sentimiento que por ahí a veces los seres humanos hoy se los guardan, por una cuestión también sana, ja ja … pero está en el ser humano y es lindo sentirlo;  las miserias humanas y las noblezas más grandes están en el tango. 

P Para terminar Eliana, ¿Cuál es tu próximo proyecto? 

R  Bueno, yo doy un curso que se llama Tango para voz, que es para cantantes que quieran cantar tango y en Buenos Aires y alrededores está teniendo mucho éxito y probablemente lo dé en España, en Toledo porque hay cada vez más gente que quiere cantar tango. Al principio el interés de la gente fue por el baile y los instrumentos y ahora está pasando esto con los cantantes y es que el tango además de ser rico musicalmente, rítmicamente, es muy rico poéticamente y entonces ahí hay otra pata linda del tango. Cuando hay un cantante que lo quiere cantar desde cualquier parte del mundo y lo puede sentir, es porque el tango es un sentimiento que se abraza y eso no lo digo yo, sino que lo ha dicho Troilo, lo ha dicho mucha gente. Realmente amar es humano y amar locamente también es humano (risas) y eso me atrapa mucho. Para volver a los proyectos tengo un disco que se llama Sinergia tanguera y otro disco que está en camino, que va a salir el año próximo. Por otra parte, seguir creciendo con la Misteriosa Buenos Aires, yendo a las milongas de todos lados del mundo porque nos hace bien a nosotros y fomenta el tango.

R Gracias Eliana y te deseamos, os deseamos, lo mejor.

 Rosa Sánchez – E2M